PAN


Toda buena anfitriona cuando recibe en su casa tiene que ocuparse hasta del más mínimo detalle, y eso también incluye el pan, aunque a veces no le demos la importancia que merece. En mi casa desde siempre damos mucha importancia al pan. Mi padre siempre ha sido muy exigente en este sentido y la verdad es que yo también lo valoro bastante.

 Desde luego hoy en día se encuentran mil tipos de pan diferentes, a mi me encantan los panecillos individuales. Siempre que doy una cena en casa procuro comprar panecillos individuales y a poder ser diferentes. La verdad es que es un detalle que luego tus invitados valoran y tienen en cuenta. La próxima cena que organicéis en casa, hacedme caso y poner detalle también en el pan, ya veréis como la gente se da cuenta y os lo valora positivamente.


Los panecillos individuales se pueden encontrar en la mayoría de las panaderías de Zaragoza y en casi todas ellas, si los encargas con más o menos una hora te los preparan.

Yo he “re-descubierto” Caroline en Leon XIII. Caroline es una panadería que lleva muchos años abierta en Zaragoza y que ha sobrevivido estoicamente al fenómeno “Panishop”. Han  variado un poco su estrategia de negocio ampliando su oferta,  ya no solo venden pan y bollería, ahora  también puedes encontrar comida preparada .  Tienen una variedad de panecillos individuales bastante buena,  de cebolla, de olivas negras (es mi favorito), pulguitas… bueno la verdad es que se ha convertido en mi panadería de referencia, los encargas con hora y media y te preparan los panecillos que necesites.

Cuando era pequeña, una de las meriendas que más me gustaban eran los croissants rellenos de chocolate de Caroline. Te abrían el croissant y lo rellenaban con chocolate caliente por dentro en el momento, impresionante, la verdad, no sé si lo siguen haciendo porque ahora vivo a dieta permanente, pero merece la pena probarlo.

Comentarios

Entradas populares