Ir al contenido principal

CHAMPIÑONES RELLENOS DE QUESO PHILADELPHIA

Esta receta la probamos en un restaurante Italiano en México y nos encanto. Nos la sirvieron de aperitivo y desde entonces de vez en cuando la preparo en casa y en alguna cena la he servido de aperitivo mientras esperábamos a que llegase todo el mundo.

INGREDIENTES:


Una bandeja de champiñones enteros
Un bote de queso Philadelphia light
Queso parmesano rallado

PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno al grill a temperatura máxima.
Quitamos el rabito a los champiñones y los lavamos bien para que no quede tierra.


Los salteamos en una sartén para que suelten toda el agua.
Cuando ya estén doraditos los sacamos de la sartén y los dejamos escurrir bien.

Los rellenamos con queso Philadelphia y los vamos colocando en la fuente del horno.

Cuando ya los tenemos todos, los espolvoreamos con el queso parmesano rallado y los metemos en el horno, más o menos 10 minutos, hasta que se doren.

Luego los cambiamos de la fuente de horno a una fuente más mona y ¡listos!

Ya veis que fácil y  que rica es esta receta.
Espero que os guste.
Un saludo,
Doris Tiburrias

Comentarios

Entradas populares de este blog

NUEVAS TARTAS FONDANT, NUEVO RODILLO Y DESCUBRIMIENTO DE HOMENAJE A LA COCINA

Hoy quiero compartir con vosotros mis últimas creaciones fondant, y no es porque las haya hecho yo pero me encantan, me parecen preciosas. Esta la hice para el cumpleaños de Jacobo. Esta para el cumpleaños de Esperanza. Esta otra me la encargó mi hermana para su cumpleaños, lo único que me pidió es que fuera de de bizcocho de chocolate con mermelada de albaricoque, es su favorita y la mía también.   Os pongo la  foto de un trozo de tarta para que veáis cómo era por dentro,  ni os podéis imaginar lo rica que estaba! Ahora os quiero presentar el nuevo utensilio de mi cocina: mi rodillo rosa especial para galletas. Ha sido un caprichazo, pero es que no puedo superar mi obsesión-fascinación por el color rosa, es algo que me supera. Para acabar el post de hoy quiero compartir mi último descubrimiento, "homenaje a la cocina".  Es una tienda online con tienda en Zaragoza, en la calle García Sá

De restaurantes por Zaragoza: Doña Hipólita

Hoy vuelvo a enseñaros un nuevo local en Zaragoza: Doña Hipólita. Al final de la calle Candalija, ya en la plaza de San Felipe, en esa misma calle está una de mis tiendas favoritas "Made in Charme". Antes, este local creo que era un telar o una tienda de telas, pero creo que siempre lo he conocido cerrado. Mantiene todo el encanto de esa época adaptado con el encanto de la mayoría de los bares y restaurantes que están abriendo ahora tipo "vintage", con muebles aprovechados de mercadillos, casas viejas o vete a saber de dónde, pero que tienen su encanto sobre todo dentro del conjunto. Quedé a desayunar con una amiga porque nos habían hablado muy bien. Las sensaciones son muy buenas, aunque hay peros. Recomendable al 100%. No tienen carta, por lo menos el fin de semana, tienen un mostrador donde se exhibe todo lo que tienen, tartas, sandwiches, bagels, tostadas etc, etc. Te levantas de tu mesa y vas a mirar las opciones que tienes. Por una parte está b

La Cena en Blanco 2016

Y este año la ubicación fue.... El auditorio de Zaragoza. Lo cierto es que es el secreto mejor guardado de la cena, y el que más curiosidad provoca entre los invitados. Los mios este año me preguntaban será en la Romareda, dentro? la verdad que también habría sido una localización especial, pero es que creo firmemente que en el fondo la localización es importante pero no es lo MÁs importante. El ambiente que se crea, el compañerismo, la generosidad, la hermandad, esta noche todo vale y es una noche mágica, tanto que nunca hace el mismo tiempo. Un año llovió, el primero, la celebramos en el parque grande y fue super especial, yo no he fallado ningún año, para nosotros, para mi familia es especial por muchos motivos diferentes. Yo invito a todo aquel que quiera compartir mi mesa y mis amigos. Este año es en el que menos he cocinado y trabajado, hemos comprado muchas cosas. A excepción de: mi salsa tártara para el salmón, un pastel de merluza de Car