Ir al contenido principal

FLOR DE CALABACÍN



Una de mis compis de padel, Laura me regaló haces unos días unas flores de calabacín de su propio huerto.
Las probé una vez en un restaurante y desde entonces he querido cocinarlas. Gracias a Laura se ha hecho realidad uno de mis “sueños culinarios”.


 
Lave y seque las flores, en una web ponía que había que quitar el rabito, yo lo deje todo porque me resultaba mucho más fácil.


Era domingo y lo único que había en casa de mis padres eran champiñones y queso.


Lave bien los champiñones y los saltee en una sartén, cuando ya estaban bien dorados añadí un chorrito de nata liquida y los trozos de queso que fui recopilando por la nevera, manchego tierno, emmenthal, gouda… literalmente puse lo que encontré.


Cuando el queso ya estaba bien derretido y junto con los champiñones formaba una cremita espesa, apagué el fuego.
En un bol preparé la tempura.  La tempura la preparé con cerveza y harina. Revolví todo bien hasta conseguir la masa adecuada, sin grumos y no muy espesa.


Puse una sartén con aceite al fuego. Rellené cada flor de calabacín que luego sumergía en la tempura y de allí a la sartén.

Me sobró un poco de relleno, como tenía algún champiñón más los rellene.


No sé como describir lo rico que salió, para repetirlo seguro. A mis padres les encantó.
Así que Laura mil gracias por acordarte de mi y traerme las flores.
Espero que os haya gustado.
Un saludo,
Doris Tiburrias                                             

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Cena en Blanco 2016

Y este año la ubicación fue.... El auditorio de Zaragoza. Lo cierto es que es el secreto mejor guardado de la cena, y el que más curiosidad provoca entre los invitados. Los mios este año me preguntaban será en la Romareda, dentro? la verdad que también habría sido una localización especial, pero es que creo firmemente que en el fondo la localización es importante pero no es lo MÁs importante. El ambiente que se crea, el compañerismo, la generosidad, la hermandad, esta noche todo vale y es una noche mágica, tanto que nunca hace el mismo tiempo. Un año llovió, el primero, la celebramos en el parque grande y fue super especial, yo no he fallado ningún año, para nosotros, para mi familia es especial por muchos motivos diferentes. Yo invito a todo aquel que quiera compartir mi mesa y mis amigos. Este año es en el que menos he cocinado y trabajado, hemos comprado muchas cosas. A excepción de: mi salsa tártara para el salmón, un pastel de merluza de Car

Salmón ahumado con salsa Tártara

Hoy os voy a dar la receta de salsa Tártara que preparo últimamente. La saqué de internet, no sé de dónde exactamente pero como siempre está un poco personalizada. EL salmón ahumado es algo que hace unos años no me gustaba nada, pero nada de nada y de un tiempo a esta parte me he aficionado y ahora me encanta. Compro tanto el que va fileteado como el lomo de salmón ahumado, que es el que más me gusta, pero ese lo compro cuando viene gente a casa porque el paquete es grande. Para la salsa Tártara os doy la receta: Los ingredientes los suelo comprar en sitios donde vendan encurtidos tipo Martin Martin. 1 pepinillo grande sabor anchoa 8-10 aceitunas deshuesadas manzanilla (pueden ser rellenas de anchoa) 8-10 cebolletas pequeñas de las blancas una cucharada sopera de alcaparras Salsa mayonesa (que la hago aparte) Luego podeis añadirle lo que se os ocurra, hierbas aromáticas, huevo duro picado... Pico bien todos los ingredientes, excepto la mayonesa. Lo hago en batidor

De restaurantes por Zaragoza: Doña Hipólita

Hoy vuelvo a enseñaros un nuevo local en Zaragoza: Doña Hipólita. Al final de la calle Candalija, ya en la plaza de San Felipe, en esa misma calle está una de mis tiendas favoritas "Made in Charme". Antes, este local creo que era un telar o una tienda de telas, pero creo que siempre lo he conocido cerrado. Mantiene todo el encanto de esa época adaptado con el encanto de la mayoría de los bares y restaurantes que están abriendo ahora tipo "vintage", con muebles aprovechados de mercadillos, casas viejas o vete a saber de dónde, pero que tienen su encanto sobre todo dentro del conjunto. Quedé a desayunar con una amiga porque nos habían hablado muy bien. Las sensaciones son muy buenas, aunque hay peros. Recomendable al 100%. No tienen carta, por lo menos el fin de semana, tienen un mostrador donde se exhibe todo lo que tienen, tartas, sandwiches, bagels, tostadas etc, etc. Te levantas de tu mesa y vas a mirar las opciones que tienes. Por una parte está b